jueves, 4 de octubre de 2018

Posteridad


Me araña la tarde con besos y mimos del norte.
Les conté
que son más largas las ausencias,
con los años se multiplican en la mueca.

Pero de tanto llorar mi madre,
lava las penas,
ahoga la cuchilla de óxido
en el filo de una ventana.

Yo sigo, aún respiro,
que espere un poco más la roca de Cantabria,
mi cráneo aun no aplastará
las caracolas que la habitan.
Y vivo y aún respiro.





Poema: Cristina Boyacá de su poemario "Óxido" poemas(in)surgentes, La Vorágine, editorial crítica, 2018

Fotografías: Álbum personal

Contacto: cosasquesiento@gmail.com
Twitter: @c_grant1 
Facebook: Rita



Poemario: Punto y seguido
Poemario: Se avecinan noches de tormenta



10 comentarios:

  1. Bello e intenso…
    Gracias por compartirlo, querida amiga.

    Bsoss enormes, y feliz tarde 😘

    ResponderEliminar
  2. Qué bonito sentir, mi querida Rita. Un poema bellísimo que nos muestras. Felicidades a Cristina y a ti, siempre.

    Mil besitos para tu día ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias siempre a ti mi querida amiga.
      Gracias por ser y estar.

      Mil besos.

      Eliminar
  3. Bonito canto al amor y a la vida.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por compartir este poema, es muy bonito.

    Besos enormes y feliz tarde, mi querida Rita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias siempre a ti.
      Gracias por ser y estar.

      Besos enormes.

      Eliminar
  5. Tienes buen gusto y esto es así. Lo que escribes y lo que compartes siempre deja sin palabras.
    Un besito.

    ResponderEliminar