lunes, 26 de diciembre de 2016

Pequeña oración nocturna


 
                                                               A Silvio.


Quiero un hombre sin ataduras ni banderas, atento al horizonte, un idealista con los pies en el suelo, que viva cada momento como si no hubiera mañana. Quiero amarle y que me ame, que nos queramos…, que nunca nos necesitemos, pero sí que nos ayudemos de vez en cuando..., que siempre nos apoyemos el uno en el otro; algo que puede parecer distinto aunque venga a ser lo mismo.

Además, quiero que sea poeta, que sus versos sean como flores que broten de plantas, unas plantas que cuide y riegue cada día...; su entretenimiento, pero también su sostén..., su manera de estar en el mundo, porque escribir poemas no es permanecer dormido ni escondido...

Quiero que sea un hombre feliz…, que me ame..., pero que sepa muy bien que habrán hecho falta millones de muertos para su felicidad…, nuestra felicidad.




Poesía: Luis Cuesta
Fotografía by revista Drugstore



Contacto: cosasquesiento@gmail.com
Twitter: @c_grant1 
Facebook: Rita



Poemario: Punto y seguido
Poemario: Se avecinan noches de tormenta



2 comentarios:

  1. Desear el libre amor, creer en él para pertenecerle y que pertenezca a tu mundo.

    El un poema bellísimo.
    Os felicito mi querida amiga.

    Mil besitos para cada uno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es realmente bello.

      Un fuerte abrazo querida Ana.

      Eliminar